Ayer amaneció soleado en Madrid, y el calor fue subiendo al mismo ritmo descontrolado que lo hacían mis nervios. ¿El motivo? Nos habían citado en el Pabellón de Actividades de la Feria del Libro para la entrega de nuestro primer premio, nada más y nada menos que “LEEUREKA! I Premio Iberoamericano del Libro Informativo para Niños. El galardón lo concede el propio Leeureka!,  que es un programa que desarrolla el  Espacio de Cultura Científica de la Universidad de Salamanca para el fomento de la ciencia través de la lectura y viceversa.

Todo había sido inesperado y hermoso. Una llamada de Miguel Battaner, Técnico del Servicio de Actividades Culturales de la USAL, el lunes por la tarde, nos anunciaba el sorprendente hecho: “Aventuras y desventuras de los alimentos que cambiaron el mundo”  había sido el afortunado ganador del premio. Frente a 100 aspirantes más, con obras provenientes de toda América Latina, Portugal y España.

La verdad es que la Noticia (mayúscula) me pilló en la cocina, preparando unos profitelores con chocolate. Y pensé que había algo de justicia poética en ello.

Entregó el Premio, Cristina Pita, vicerrectora de Atención al Estudiante y Extensión Universitaria.