A la famosa Cuesta de Moyano en Madrid, lugar preferido por todos aquellos que buscan libros  raros, antiguos y casi, casi, inencontrables, se acaban de trasladar unos nuevos inquilinos: los HUL.  ¿Su misión? Dinamizar la zona con un espacio abierto a todo tipo de propuestas entorno al libro. La caseta que regentan lleva el curioso nombre de  «Barraca de Boquerones y Castañas Cuturales» y abre todos los fines de semana, de viernes a domingo.

1. Empezamos con una pregunta peliaguda, que encima, os pedimos que contestéis con brevedad, ¿quiénes sois, de dónde venís y hacia dónde vais?

Somos una asociación cultural que nos dedicamos a hacer actividades relacionadas con el mundo del libro, la autoedición y las editoriales. Venimos de ser un grupo de amigos que quiso montar un Festival pequeñito y que se nos fue de las mano. Y lo de hacia dónde vamos es muy difícil de contestar; de momento corremos hacia adelante, ¡a algún lado llegaremos!

2. La palabra cultura ¿qué significa para vosotros?
Algo fundamental que por alguna razón parece que solo puede abordarse desde la gravedad, la pesadez, la seriedad más extrema y el ceño muy fruncido. Y como estamos esencialmente a favor de la diversión, la risa y lo lúdico, pues nos dedicamos a difundir la cultura desde esos tres conceptos.
3. ¿Qué es Boquerones y Castañas Culturales?
Ramón Gómez de la Serna llamaba a la feria de libros antiguos de Moyano la «feria del boquerón», porque los libros costaban 15 céntimos, que era el precio de la tapa de boquerones en vinagre en las tabernas de la época. Y hemos cogido esa idea para explicar que en La 1 de Moyano están esos boquerones-libros, hablaremos de ellos, haremos actividades en torno a ellos, protagonizarán nuestro espacio. Y nada hay más castizo que un vendedor de castañas en Madrid puesto en la calle y dando calor metido en un cucurucho a los viandantes. Así que eso damos: boquerones y castañas. Culturales, claro.
4. ¿Qué tipo de actividades o eventos se propondrán para los niños en este espacio?
Tenemos un taller de cuentos todos los sábados, cada semana con una letra del alfabeto como protagonista, y los «chanquetes» hacen sus propios fanzines contando un cuento con palabras que empiezan por esa letra. Y tenemos previstas más actividades para primavera, como por ejemplo talleres de ciencia para niñas y niños.
5. ¿De dónde sale el dinero para realizar este proyecto?
El ayuntamiento nos da una partida presupuestaria para tenerlo todo en marcha, y nos ayuda con la logística en todo lo que pueden. Y nosotros somos muy apañados para gastar bien lo poquito que tengamos.